El reloj más caro jamás vendido: la historia detrás del precio

Difunde el amor

Revisado por Soliu.

El reloj más caro jamás vendido es el Patek Philippe Henry Graves Supercomplication. Se vendió en una subasta en 2014 por la friolera de 24 millones de dólares. 

Este reloj de bolsillo, fabricado en 1932, presenta 24 complicaciones, incluida una visualización de la fase lunar, un calendario perpetuo y un mapa celeste basado en el cielo nocturno sobre el apartamento de Graves en Nueva York. La intrincada artesanía y el significado histórico contribuyeron a su extraordinario precio.

El legendario reloj Patek Philippe Henry Graves Supercomplication posee cualidades notables que contribuyeron a su extraordinario precio de 24 millones de dólares.

El reloj fue creado por Patek Philippe, uno de los fabricantes de relojes suizos más prestigiosos y reconocidos, conocido por su excepcional artesanía e innovación.

La Supercomplicación tardó un total de siete años (de 1925 a 1932) en ser diseñada y fabricada por los maestros relojeros de Patek Philippe.

El reloj fue encargado en 1925 por el banquero estadounidense Henry Graves Jr. Este reloj estaba destinado a superar al reloj de bolsillo Grande Complication propiedad de James Ward Packard. El proyecto duró varios años y el reloj finalmente se completó en 1932. Mantuvo el título de reloj mecánico más complicado del mundo durante más de cinco décadas.

El reloj cuenta con la asombrosa cantidad de 24 complicaciones, que son funciones complejas más allá del cronometraje esencial. Algunas complicaciones notables incluyen:

Paseo Atlántico
  • Calendario perpetuo: muestra con precisión el día, la fecha, el mes, los años bisiestos e incluso el siglo.
  • Visualización de fases lunares: indica las fases de la luna observadas desde la Tierra.
  • Carta celeste: esta complicación muestra el cielo nocturno sobre la ciudad de Nueva York, visto desde el apartamento de Graves.
  • Función de cronógrafo: Permite cronometrar con precisión los eventos, a menudo se utiliza para medir períodos cortos con gran precisión.

Además de las complicaciones mencionadas, el reloj también cuenta con campanadas de Westminster que suenan con la misma melodía que el reloj del Big Ben de Londres.

Aparte de sus complejidades técnicas, el reloj presentaba una elegante caja de oro de 18 quilates y un diseño clásico que combinaba a la perfección funcionalidad y estética.

El Supercomplication es un reloj de bolsillo, no de pulsera, que refleja el estilo de la época en la que fue creado. Fue diseñado como una obra de arte y una destreza técnica más que para el uso diario.

Durante muchos años, el reloj estuvo expuesto en el Museo Patek Philippe de Ginebra, Suiza, testimonio de su importancia en la historia de la relojería.

El reloj más caro jamás vendido: subasta y precio récord

En 1999, Sotheby's subastó el Patek Philippe Henry Graves Supercomplication por un precio récord en ese momento de 11 millones de dólares. En 2014, volvió a salir a subasta y fue adquirido por un comprador anónimo por la asombrosa suma de 24 millones de dólares, estableciendo un nuevo récord mundial para el reloj más caro jamás vendido en una subasta.

La artesanía incomparable de este reloj, su significado histórico y la rareza de sus complicaciones lo convierten en una verdadera maravilla en el mundo de la relojería, lo que justifica su notable precio.


El reloj consta de 920 componentes individuales, meticulosamente elaborados a mano en una escala minúscula. Entre ellos se encuentran 430 tornillos, 110 ruedas, 120 piezas extraíbles y 70 joyas. Esta exquisita creación es un reloj dorado con doble esfera y dos caras abiertas que se repiten los minutos. 

Cuenta con campanas de Westminster, sonería grande y pequeña, un cronógrafo de fracción de segundo, registros de 60 minutos y 12 horas y un calendario perpetuo con precisión hasta el año 2100. 

Además, muestra las fases lunares, la ecuación del tiempo, doble reserva de marcha para trenes en marcha y en marcha, hora media y sidérea, una alarma central, indicaciones para las horas de salida y puesta del sol y un mapa celeste que representa el cielo nocturno de Nueva York a 40 grados 41.0 minutos de latitud norte.

El reloj tiene un diámetro de 74 milímetros (2.9 pulgadas), un grosor de caja (incluido el cristal) de 36 milímetros (1.4 pulgadas) y un peso de 536 gramos (18.9 onzas). El estuche en sí, que pesa 250 gramos (8.8 onzas), fue fabricado por expertos por Luc Rochat de L'Abbaye. Otros relojeros expertos también contribuyeron a su creación.

Paseo Atlántico

¿De qué está hecho el reloj?

El Patek Philippe Henry Graves Supercomplication está fabricado en oro de 18 quilates. Este metal precioso se utiliza comúnmente en relojes de alta gama debido a su durabilidad, resistencia a la corrosión y apariencia lujosa. El uso de oro de 18 quilates añade elegancia y valor al reloj.

Quién creó el reloj supercompilatorio Patek Philippe Henry Graves

El reloj fue creado por Patek Philippe, uno de los fabricantes de relojes suizos más prestigiosos y reconocidos, conocido por su excepcional artesanía e innovación.

Comisionado: Fue encargado por Henry Graves Jr., un rico banquero estadounidense, ávido coleccionista de relojes y figura destacada del mundo de la relojería de principios del siglo XX.

¿Cuántos años se necesitaron para crear el reloj supercompilado? 

La Supercomplicación tardó un total de siete años (de 1925 a 1932) en ser diseñada y fabricada por Patek PhilippeLos maestros relojeros.

Antes de su subasta récord en 2014, el reloj era propiedad del jeque Saud Bin Mohammed Bin Ali Al-Thani de Qatar, un destacado coleccionista de relojes.

Estos aspectos contribuyen a la mística y el encanto de la Supercomplicación Patek Philippe Henry Graves, convirtiéndolo en una verdadera leyenda en el mundo de los relojes.

También hay muchos otros relojes en las filas de los relojes más caros jamás vendidos. Echemos un vistazo al top 10 de este ranking.

Los 10 relojes más caros jamás vendidos 

1 Patek Philippe Henry Graves Supercomplicación

el reloj más caro jamás vendido

Precio: Vendido por 24 millones de dólares en 2014.

Detalles: Este reloj de bolsillo, fabricado por Patek Philippe, lleva el nombre de su propietario original, el banquero estadounidense Henry Graves Jr. Fue creado en 1933 y presenta 24 complicaciones, lo que lo convierte en uno de los relojes más complejos jamás fabricados.

2. El Rolex Daytona de Paul Newman:

el reloj más caro jamás vendido

Precio: Vendido por 17.8 millones de dólares en 2017.

Detalles: Este Rolex Daytona, propiedad del icónico actor Paul Newman, es un reloj legendario conocido por su diseño distintivo. Su exótico diseño de esfera, con números y marcadores cuadrados de estilo art déco, capturó la atención de los coleccionistas. La asociación de Newman con este reloj, mostrado en una sesión de fotos de 1969, aumentó su atractivo.

3. Patek Philippe Ref. 1518 en acero inoxidable:

el reloj más caro jamás vendido

Precio: Vendido por 11.1 millones de dólares en 2016.

Detalles: El Patek Philippe Ref. 1518 es el primer reloj de pulsera con cronógrafo y calendario perpetuo producido en serie por cualquier empresa. Este raro reloj Patek Philippe es uno de los cuatro únicos que se sabe que existen. 

La versión de acero inoxidable es escasa, con sólo cuatro ejemplos conocidos. Cuenta con fases lunares, calendario perpetuo y función de cronógrafo.

4. Patek Philippe Ref. 5016A:

el reloj más caro jamás vendido

Precio: Vendido por 7.3 millones de dólares en 2015.

Detalles: Este reloj Patek Philippe, que forma parte de la subasta Only Watch, es único y cuenta con repetición de minutos, tourbillon y calendario perpetuo. Fue creado específicamente para una subasta con el fin de recaudar fondos para la investigación sobre la distrofia muscular de Duchenne. Su caja está hecha de acero inoxidable y su esfera de esmalte azul añade elegancia.

5. Rolex Bao Dai:

el reloj más caro jamás vendido

Precio: Vendido por 5.1 millones de dólares en 2017.

Detalles: Este Rolex perteneció a Bao Dai, el último emperador de Vietnam. Es un raro modelo de referencia 6062 en oro amarillo de 18 quilates, conocido por su esfera negra y marcadores de diamantes, calendario triple con fases lunares.

6. Patek Philippe Ref. 1527:

el reloj más caro jamás vendido

Precio: Vendido por 5.5 millones de dólares en 2010.

Detalles: Este reloj Patek Philippe antiguo es famoso por su rareza. Cuenta con fases lunares, calendario perpetuo y cronógrafo, lo que lo hace muy codiciado entre los coleccionistas.

7. Rolex 6062 “La estrella oscura”:

el reloj más caro jamás vendido

Precio: Vendido por 5.06 millones de dólares en 2018.

Detalles: Este Rolex 6062 recibe el sobrenombre de "La estrella oscura" debido a su esfera negra. Es un reloj con calendario triple y fases lunares, y su rareza y apariencia única contribuyeron a su alto precio en la subasta.

8. Patek Philippe Ref. 130:

el reloj más caro jamás vendido

Precio: Vendido por 4 millones de dólares en 2009.

Detalles: Este reloj Patek Philippe antiguo es conocido por su diseño atemporal. Es un reloj de pulsera cronógrafo fabricado en 1927 y muy valorado entre los coleccionistas.

9. Vacheron Constantin 57260:

el reloj más caro jamás vendido

Precio: Estimado en más de 8 millones de dólares.

Detalles: Si bien este reloj no se ha vendido públicamente, es uno de los relojes de bolsillo mecánicos más complicados jamás creados. Fue presentado en 2015 y cuenta con 57 complicaciones, lo que lo convierte en una obra maestra de la ingeniería relojera.

Rolex Cosmograph Daytona Ref. 6263 

10. Ostra albina:

el reloj más caro jamás vendido

Precio: Vendido por 1.4 millones de dólares en 2018.

Detalles: Este Rolex Daytona es excepcionalmente raro debido a sus totalizadores de cronógrafo plateados, lo que le da el apodo de "Albino". Los coleccionistas lo buscan mucho por su apariencia única y su significado histórico.

Las 5 marcas de relojes más caras 

1. Patek Philippe:

Patek Philippe suele considerarse el epítome de la relojería de lujo. Establecida en 1839 en Ginebra, Suiza, esta marca es conocida por su artesanía excepcional, diseños atemporales y movimientos complicados. 

Los relojes Patek Philippe a menudo se consideran piezas de inversión debido a su rareza e importancia histórica. La marca es famosa por producir algunos de los relojes más caros y codiciados del mundo, con ediciones limitadas y complicaciones únicas que impulsan su exclusividad.

2. Rolex:

Podría decirse que Rolex es la marca de relojes de lujo más icónica y reconocible a nivel mundial. Fue fundada en 1905 por Alfred Davis y Hans Wilsdorf en Londres y luego se mudó a Ginebra, Suiza. Rolex se ha convertido en sinónimo de precisión, prestigio y rendimiento. La marca tiene una larga historia de innovación y fue responsable de varios logros pioneros en la industria relojera.

Rolex diseña, desarrolla y produce la mayoría de los componentes de sus relojes internamente, incluidos los movimientos, las cajas y los brazaletes. Esta integración vertical garantiza el control de calidad y permite a Rolex mantener estándares excepcionales.

Rolex utiliza materiales de alta calidad, incluido acero inoxidable 904L, oro y platino, en su relojería. La marca también presentó su material cerámico patentado, Cerachrom, que es altamente resistente a rayones y decoloración.

3. Audemars Piguet:

Fundada en 1875 en Le Brassus, Suiza, Audemars Piguet es famosa por su colección Royal Oak, presentada en 1972 y diseñada por Gerald Genta. 

La marca es apreciada por sus diseños vanguardistas, materiales de alta calidad y complicaciones innovadoras. Los relojes Audemars Piguet suelen ser buscados por coleccionistas y entusiastas, razón por la cual obtienen precios elevados en las subastas.

4. Vacheron Constantin:

Vacheron Constantin, fundada en 1755, es uno de los fabricantes de relojes más antiguos del mundo. Con sede en Ginebra, Suiza, la marca es venerada por sus relojes elegantes y sofisticados. 

Los relojes Vacheron Constantin se caracterizan por sus intrincados movimientos, su exquisita artesanía y sus diseños clásicos. Relojes de edición limitada y personalizados son parte de su oferta, dirigida a una clientela exigente.

5. A. Lange & Söhne:

A. Lange & Söhne es una marca alemana de relojes de lujo con una rica herencia que se remonta a 1845. Ubicada en Glashütte, Alemania, la marca es conocida por su ingeniería de precisión, su estética distintiva y sus técnicas tradicionales de relojería. 

Cada reloj de A. Lange & Söhne está meticulosamente elaborado a mano, lo que demuestra el compromiso de la marca con la calidad y la atención al detalle.

6. Richard Mille:

Richard Mille, fundada en 2001, es un actor relativamente nuevo en la industria de los relojes de lujo, pero rápidamente ha ganado prominencia por sus diseños innovadores y el uso de materiales de última generación. 

La marca es sinónimo de relojes livianos y de alta tecnología que presentan movimientos complejos y una estética de vanguardia. Los relojes Richard Mille a menudo se asocian con deportes de alto rendimiento y son los favoritos tanto de celebridades como de atletas.

En el mundo de los relojes de lujo, estas marcas no sólo dicen la hora sino que también narran historias de artesanía, innovación y herencia. Poseer un reloj de estas reconocidas marcas no es solo una muestra de riqueza, sino también una apreciación del arte y la ingeniería necesarios para crear estas excepcionales obras maestras relojeras.

Conclusión

La historia del reloj más caro jamás vendido es un testimonio del arte, la innovación y la pasión que definen el mundo de los relojes finos. La Supercomplicación Patek Philippe Henry Graves, con sus intrincadas complicaciones, su meticulosa artesanía y su significado histórico, trasciende los límites de la mera medición del tiempo. 

Su extraordinario precio no sólo refleja su valor monetario sino que también refleja el profundo aprecio por el patrimonio, la excelencia técnica y la búsqueda de la perfección.

Este extraordinario reloj no sólo indica la hora sino que también teje una narrativa del ingenio y la dedicación humanos. Encarna la búsqueda incesante de traspasar los límites de lo posible, tanto en términos de ingeniería como de expresión artística. 

El legado del reloj más caro jamás vendido sirve como un faro que inspira a futuras generaciones de relojeros, coleccionistas y entusiastas a continuar explorando las posibilidades ilimitadas dentro del ámbito de la artesanía relojera.


Difunde el amor

Deja un comentario